TEMAS ESCATOLÓGICOS

Me intrigan mucho las cosas con las que tenemos mucho tabú y más aún las que son parte tan inherente a nosotros y queremos verlas como si no existiesen. Las necesidades fisiológicas son una realidad demasiado ligadas a los seres humanos, de hecho, parte intrínseca de nuestra salud, para que pretendamos ocultarlas.

Otra razón es que disfruto analizar temas que poca gente toma en cuenta, yo creo que a muchos leer esto les cambia el humor como me lo cambia a mi escribirlo. Espero no confundas esto con el concepto que puede tener sobre la higiene, una cosa no tiene que ver con la otra.

Cuarenta monjas estaban en fila para confesarse. Al llegar la primera al sacerdote, le dijo:

Lo siento Padre me he cagado de risa en misa.

La siguiente monja expresó, ¡Que vergüenza Padre, me he reído en misa! Las otras treinta y siete de un modo u otro dijeron lo mismo.

Al aproximarse la última monja, antes de que hablara, el sacerdote le dijo: Ya no hace falta que me lo diga madre, se ha reído usted en misa.

La madre superiora casi esconde la cara y dice: ¡Todo lo contrario Padre, fui yo la del pedo!